martes, 12 de mayo de 2020

Reseña: "Y sí, te quiero", de Tessa C. Martín




«En esta vida, si no te arriesgas, siempre pierdes. Así que adelante»



Carmen tiene miedo.
Víctor no teme a nada.
Carmen sufre todos los días por ese miedo que habita en su interior y lucha contra él.
Víctor es un policía adicto a la adrenalina que disfruta en su tiempo libre poniendo al límite su cuerpo y su mente.
Carmen no tiene nada en común con él, de hecho, la mayoría de las veces no lo soporta.
Pero Víctor no piensa igual.
Una tensa relación desde niños, diferentes maneras de vivir la vida y las casualidades del destino serán los ingredientes de esta historia que habla de superación, comprensión, pero sobre todo, de amor.



A veces la vida te lo pone difícil. Ya sabes, las vivencias pueden marcarte de formas complejas e, irremediablemente, eso puede hacerte cambiar. Pasas de ser el más atrevido a convertirte en un caracol que se pasa la mayor parte del tiempo resguardado en su casita, enroscado en un rincón, con miedo a que algo o alguien te lastime.

Y eso es lo que le pasa a Carmen.

Carmen tiene ansiedad, un trastorno que puede parecer algo banal, pero nada más lejos de la realidad. Ella sufre y se preocupa por todo, incluso por cosas que una persona sin ese problema vería como absurdas. 

«No hace falta ver, oír u oler el peligro para sentir miedo; de hecho, los peligros imaginados son los que inspiran más terror». (Valles, A.)


Así comienza la nota de un experto en la materia que la autora nos facilita al final de la novela. Y es de agradecer, sobre todo, para darnos cuenta de hasta qué punto una persona puede padecer teniendo este trastorno.

Víctor es todo lo contrario a Carmen: es intrépido, valiente, le gustan los deportes de riesgo... Y está tan enamorado de ella desde que compartían los pasillos del instituto que hará todo lo posible por conquistarla. Aunque no todo le sale muy bien con ella desde el principio... Tendrán que pasar muchos años para que ambos se den una oportunidad. Él tendrá que abrir los ojos de una vez y darse cuenta de lo que Carmen necesita, mientras que ella buscará la forma de confiar en Víctor.

He de confesar que, aunque empecé con muchas ganas, conforme pasaban los capítulos se me hacía un poco cuesta arriba, sobre todo de la mitad en adelante, en donde la historia se vuelve un poquito lineal. Eso sí, gracias al personaje de Carmen, con la que se retrata a una protagonista que no suele verse en la literatura, la novela es lo suficientemente interesante como para no soltarla hasta el final. Ella tiene un problema, pero al mismo tiempo es una luchadora, no se ahoga en sus miedos, al contrario, intenta superarlos aunque le cueste. 

Con respecto a la narraciónCarmen y Víctor son los que nos cuentan su historia en pasado. Esto me gusta porque te permite conocer sus puntos de vista y empatizar con ambos de otra forma. No son capítulos muy largos, al revés, es una la lectura bastante llevadera.

El estilo de Tessa es muy sencillo, no usa palabras pomposas y excesivamente correctas, lo que hace que no se empalague en ningún momento.

Hay una cosa que me ha encantado y es la decisión de Víctor de estar ahí como sea para Carmen, y más cuando sabe que es correspondido por ella. 

«Si tuviese que definirla con un color, ese sería el suyo, el amarillo. Como el del sol. Porque ella me calentaba en todos los sentidos, en cuerpo y alma. Amarillo brillante, cálido, deslumbrante, doloroso a veces, pero necesario para vivir».


Los secundarios también son dignos de mención. El tira y afloja entre Pablo y María, primo y mejor amiga de Carmen, respectivamente, me ha gustado mucho. La verdad es que pensaba que habría libro sobre ellos dos, pero después de leer lo que ocurre está claro que no será así.

Aunque los que sí deberían tener su historia son Sandra, Daniel y Elsa, porque ahí hay cosas que se han quedado en el tintero y me gustaría conocer más profundamente.

Lo dejo ahí como mensaje subliminal directo para la autora, por si quiere pensárselo.

En definitiva, "Y sí, te quiero" es una historia que se sale de los clichés y que ahonda en un tema poco tratado en la literatura romántica que es importante conocer. Tessa C. Martín ha desarrollado muy favorablemente ese apoteósico mundo interior lleno de miedo que puede hacerle a una persona la vida imposible.

 ❤     


Sobre la autora:

Tessa C. Martin, nació en 1978 en Alzira, provincia de Valencia, donde actualmente reside con su marido y sus dos hijos. Profesora licenciada en música, en la especialidad de oboe. Ha trabajado durante años en la enseñanza dando clases de instrumento y lenguaje musical en conservatorios y escuelas de música.

16 comentarios:

  1. ¡Hola! A veces es difícil encontrarse libros de este tipo que nos sorprendan pero ya veo que este sí trata temas distintos así que tomo nota. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Sí, ha sido una historia diferente, aunque un poquito lineal, como comento en el post. Aun así, lo recomiendo :)
      Besazos.

      Eliminar
  2. No lo conocía, muchas gracias por tu completa reseña. Está genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Este libro puede llegar a gustarme mucho. Me lo llevo apuntado.
    Por cierto,la portada me parece preciosa.
    Un ebso

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Pues aunque me llama la atención precisamente por el trastorno de Carmen como protagonista, lo que mencionas de la narración lineal a partir de la mitad sé que me sacaría de la historia, así que no creo que me anime en esta ocasión.

    Un beso, nos quedamos por aquí como nuevas seguidoras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Sí, ha sido a veces difícil continuar porque sentía que todo era muy similar en cada capítulo, pero bueno, al final ha resultado una buena lectura.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. ¡Hola!

    Así de entrada, el libro no me llama demasiado la atención. Siento que se te haya hecho un poco cuesta arriba y que la trama resultase lineal, pero por lo que veo también tiene sus cosas buenas y mejor quedarnos con eso ^^

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Quizá la próxima :)
      Siempre hay que quedarse con lo bueno jeje.
      Besazos.

      Eliminar
  6. ¡Hola preciosa!
    Pues la verdad es que le tenía echado el ojo y aunque veo que en la segunda mitad todo se vuelve como más plano creo que será una historia que disfrutaré, así que me la llevo apuntada.
    Me alegro de que a pesar de eso lo hayas podido disfrutar, gracias por la reseña.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, bonita!
      Genial, ojalá la disfrutes cuando la leas.
      ¡Besazos!

      Eliminar
  7. Hola, no conocía la historia pero tiene muy buena pinta, es verdad que las lecturas no son iguales y hay momentos en los que se nos puede hacer todo un poco más pesado, pero igualmente creo que sí merece la pena leerlo. ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pienso como tú, a veces no es el libro en sí sino nosotros y el momento.
      Merece la pena, claro que sí :)
      Besazos.

      Eliminar
  8. Hola, soy nueva en tu blog, te sigo y te invito al mio.
    Despues de esto, decirte que me gusta esta autora, pero esta historia no me termina de convencer en estos momentos, quizas mas adelante.
    Besos
    Tengo una iniciativa puesta por si te apetece unirte, es para apoyarnos entre las blogueras, asi que subo tu entrada a una red social de las que tienes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias :)
      Genial, quizá ahora no es el momento para leerla.
      No conozco la iniciativa, le echaré un vistazo.
      ¡Besos!

      Eliminar

Antes de comentar...

Respecto al cumplimiento de la política de privacidad RGPD debes saber lo siguiente: yo, Ailina Shebelle, soy la responsable de "Ailina entre libros", lo que significa que soy yo la que controla y modera los mensajes, pero cualquier información sobre ti que pueda quedar guardada al comentar se queda en la plataforma blogger con tu consentimiento al dejar el comentario.

Dicho esto...

¡Muchas gracias por comentar!
Sé lo bonito que es que dejen su huella otras personas en tu blog, así que ten por seguro que te haré una visita y dejaré un comentario en el tuyo ❤