lunes, 3 de abril de 2017

Reseña: "Dulce camino espinoso", de Rita Morrigan




Sara Brown es engañada por su madre, que le dice que la salud de su prima Mary, hermana del conde de Rohard, ha empeorado y que sería conveniente que fuera a cuidarla. La señora Brown cree que, si su hija se traslada a la residencia del conde y asiste a sus esperados bailes, encontrará un buen partido para casarse; y sabe que la enfermedad de su prima es lo único que puede convencerla. Sara se resiste: no quiere abandonar la vida sencilla que lleva en su casa, no le interesan las fiestas, y, a sus veintiséis años, ya no sueña con un esposo. De todos modos, decide ver por sí misma a Mary, incluso cuando no tiene ningún interés en volverse a topar con el presuntuoso conde.

Robert de Rohard, el soltero más codiciado de la costa este de Inglaterra, no cree que Sara sea una buena influencia para su hermana: el alocado temperamento de la señorita Brown no hace más que, a juicio del conde, poner en riesgo la delicada salud de Mary. Sin embargo, consiente que Sara se instale en su residencia, porque su hermana adora a aquella muchacha rebelde.

A pesar de los reparos que tiene con Sara, el conde no puede dejar de escuchar sus opiniones testarudas durante las largas sobremesas en la mansión, ni puede disentir mucho con ella. No sabe qué tiene la muchacha que, cuando conversan, cuando la confronta, hace que sienta una inexplicable atracción. A Sara tampoco él le es indiferente: se pone nerviosa cuando la mira, pero desea fervientemente sentirse observada por el conde.

A medida que Robert y Sara pasan más tiempo juntos, la sospecha se cierne sobre la joven: la madre del conde supone que la muchacha es una cazafortunas y decide alejarla de su hijo. Sara decide huir para salvar su honor, pero una razón más poderosa se lo impedirá.


Conocí este libro hace un par de días, y madre mía, lo he devorado en cuestión de horas. Tengo que darle las gracias a MªCarmen porque fue ella la que reseñó los libros de Rita Morrigan en su blog Entre un jardín de libros y en el momento en que leí los argumentos no pude resistirme.

Es la primera vez que leo literatura romántica de época (sin contar Orgullo y prejuicio, cuya reseña encontraréis aquí), y aunque el libro anteriormente nombrado me gustó mucho, este tiene los ingredientes para atraparme del todo.

Lydia, la madre de Sara Brown, está desesperada pues su hija tiene ya 26 años y tiene miedo de que no encuentre marido. Su hija no está muy por la labor, ya que desde que su padre murió se dedica a ayudar a su madre con la economía familia. Es por ello que decide pedirle a la prima lejana de su marido la condesa madre, Helen Luton (más mala que una almendra rancia) que acceda a recibir a Sara durante una temporada con la intención de que se despeje y recupere su humor. Y ya de paso, que encuentre marido.

Sara, lejos de saber la idea de su madre, es engañada por esta y se muestra receptiva a ir a la casa de la condesa pues piensa que su mejor amiga, Mary, está delicada de salud. 

Cuando llega, Mary la espera con gran alegría, y aunque Sara está contenta de verla la estancia no será del todo perfecta, porque allí está el conde de Rohard, Robert Luton, el hermano mayor de Mary, que no ve con buenos ojos la influencia que tiene sobre su hermana.

Robert es serio y tirante, un Sr. Darcy en toda regla, y quizá por eso me ha gustado tanto. Sara es contestona, rebate cada palabra que él dice, y entre ellos siempre hay una guerra abierta.

Me ha encantado el rifirrafe entre los dos, así como las situaciones que se crean. Por supuesto, una vez llegado el amor, entra en juego Helen Luton para poner un poquito de trabas, ya que aunque son familia, él tiene una posición social muy elevada en comparación con nuestra protagonista.

Pero sin duda, lo que más me ha gustado es la historia que va creándose entorno a Diego Lezcano (socio  y amigo de Robert) y Mary Luton. Ella, al ir en silla de ruedas, tiene ciertas inquietudes y deseos que van tomando forma al tener cerca a Diego. Y él, que se muere por sus huesitos aunque se empeñe en fingir que no, no puede evitar orbitar a su alrededor sin sentirse tentado. Estoy DESEANDO empezar el libro dedicado a ellos (Íntimo sendero de magia) para ver cómo se desarrolla su historia de amor, pues promete ser preciosa.

   -Pues lo único que sé del amor es que... -murmuró desdeñosa- se parece mucho a un rosal. Cuando caes en él estás perdido y, uanto más luchas por soltarte, más te engancha y más duele.

La pluma de Rita Morrigan es muy sencilla, pese a que el libro está inspirado en la época del 1849-1850 los diálogos llegan a ser muy coloquiales aunque siempre dentro de unas "leyes" establecidas que nos recuerdan el momento en que se desarrolla todo; las situaciones, o incluso Mary y Sara se me han antojado muy adelantadas al tiempo en cuestión. Pero eso lejos de ser un problema le confiere un atractivo tremendo.

La narración es en tercera persona, lo que nos ayuda a saber qué piensa cada personaje en todo momento; y los capítulos no son muy largos y se leen con gran rapidez (además, como véis el libro tiene unas 188 páginas, es un visto y no visto). Sin duda, es una historia con muchos clichés, es cierto, no nos descubre nada nuevo, sin embargo, es de esas novelas que, una vez las coges, no las puedes soltar hasta el final.

Sigo sin poder decir mucho sobre la edición, pues lo he leído en el Kindle y así es imposible deciros mucho.

En conclusión, Dulce camino espinoso ha sido un libro precioso, divertido y muy ameno. Os lo recomiendo mucho, sobre todo si tenéis ganas de un buen romance (con alguna que otra escena subidita de tono, Oh la la).

Y vosotros, ¿la habéis leído? ¡Contadme!

¡Besazos, cuquinos!

Ailina Shebelle ♥

14 comentarios:

  1. Pues a ver si me animo de una vez con esta autora aunque lo cierto es que tiene otros libros que me llaman más. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Yo me estoy dando una maratón con esta mujer, porque de verdad, ¡qué historias más preciosas!
      Besos :)

      Eliminar
  2. Hola Ailina, no conocía este libro y me ha encantado tu reseña, creo que puede llegar a gustarme mucho, auneque de momento esperaré unos meses para comprarlo porque la tarjeta de crédito está llorando de tanto usarla. ¡Te dejo un montón de besos! 🌸
    Ode | Sweet & Books

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Seguro que te gusta, y los siguientes de la serie. De hecho, los dos siguientes son los que más me han gustado.
      ¡Mil besos!

      Eliminar
  3. No lo conocía pero la historia me llama la atención y según iba leyendote más, anotado por si me ánimo a leerlo, ahora tengo algunos por leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra.
      Genial, ojalá te guste :)
      Besazos.

      Eliminar
  4. Me pareció una novela muy linda,entretenida y ágil de leer,esos tiras y aflojas de ellos tal y como dices, que buenos eran....cuando la leí,hace ya unos añitos, le pedía a esos personajes secundarios su propia historia, y veo que ya la tiene!!!!

    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marili!
      Sí, ya la tienen, y francamente, me enamoró mucho más que esta. Te recomiendo que la leas, pronto colgaré la reseña y así te haces una idea pero ufff... Fue preciosa :)
      Mil besos.

      Eliminar
  5. ¡Hola!

    Clásicos creo que solo he leído "Lo que el viento se llevo" y estoy armando una lista de los que me gustaría leer y por tu reseña este me lo anoto...

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      En realidad no es un clásico. La trama se desarrolla en el 1849-1850 pero no es un clásico.
      Aun así, espero que te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Hola! No lo conocía pero ha llamado mucho, quizás lo lea :)
    Me ha gustado mucho tu reseña
    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Samuel!
      Gracias, espero que te guste :)
      Besazos.

      Eliminar
  7. Hola guapísima, estoy contentísima de que te hayan gustado tanto, y ¿verdad que tenía razón en lo que respecta a el Sr. Darcy? tenemos un gran virus con ese hombre siempre galopando por nuestras mentes. En cuanto a los cliches, es cierto los hay, y muchos, pero hay maneras y maneras de introducirlos en una historia, y esta escritora tiene la habilidad de hacer que no bufes cual toro miura cada vez que entra en escena uno, a mi que me molestan tanto en estos libros no lo han hecho en absoluto y es que como digo hay formas de meterlos que te resulten tolerables e incluso acertados. Gracias por la mención, no se merecen, me alegra ver que las recomendaciones no siempre caen en saco roto, me alegra saber que se ha seguido mi criterio y he acertado con el cuando a otra persona le ha gustado tanto o más que a mi. Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola!!!
      Completamente de acuerdo contigo. Hay formas y formas, y Rita es única. Me he enamorado totalmente.
      Y sí, el sr. Darcy siempre anda pululando, no hay remedio jejeje, pero es genial que así sea.
      ¡Gracias a ti por la recomendación! Estoy súper contenta.
      ¡Mil besos!

      Eliminar

¡Gracias por comentar! No te preocupes, ¡pasaré por tu blog a saludarte! :)